Cultura
ORQUESTA TEATRO REGIO DI TORINO EN EL TEATRO COLISEO CABA
NOUVA ARMONIA 2017 MARTES 6 JUNIO
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • 09 de Junio de 2017

Dos afamadas instituciones se dan de la mano, el Teatro Coliseo de la Ciudad de Buenos Aires y el Teatro Regio de Torino. Ambos de larga trayectoria se unen para seguir en pos de sus ideales, el arte y cultura como bandera. No hay fronteras ni distancia que haga mella en estos valores.

Con Sergey Galaktionov como director y primer violín.

En el interesante programa se disfruto de “Las cuatro estaciones” recompuestas por Max Richter (1966) basadas en la homónima obra de Antonio Vivaldi (1678-1741).

La orquesta sonó por momentos dispersa, las partes de cortas duración de la obra no ayudaron en el ensamble, dando la sensación de cortados los movimientos. Esta obra de repertorio presenta poca dificultad para las orquestas pero requiere de una precisión milimétrica al estar tan presente en las audiencias por su atractivo y cercanía cultural.

El arpa ayudó en sus apariciones para darle la profundidad que las cuerdas no lograban; estas sonaban desparejas en las entradas y las secciones rítmicas pero al aflorar el clave y el arpa lograban acercarse al espíritu de la composición.

Si bien es común que el primer violín también dirija, dando entradas y marcando matices, dio la impresión de que no ayudó en esta oportunidad al entramado de los instrumentos.

En la segunda parte se escuchó el  “Sexteto de Re menor para cuerdas” Op. 70 de Piotr Illich Tchaikovsky, “Souvenir de Florence” (1840-1893).

Esta vez el director Sergey Galaktionov se puso frente a la orquesta, de una géstica poco rigurosa, nada ortodoxa y ampulosa llevó a la orquesta por los vericuetos de la obra de Tchaikovsky. Dicha obra, que festeja el verdor italiano y se contrapone al drama ruso, nos llegó un tanto desprolija pero la pudimos disfrutar gracias al genio de su compositor.

En los bises escuchamos una obra de Dmitri Shostakovich y para alegría del público el regalo de una obra del argentino Astor Piazzola que fue de toda la noche la obra que sonó más pareja y ensamblada.

Así fue este concierto, una combinación  de cultura, un diálogo entre teatros que nos llenó de música e inspiración en la noche de Buenos Aires.

Laura Ferrarini

© Desde La Platea. Todos Los Derechos Reservados
Últimas Críticas
Viajes y Videos