Críticas
Teatro: "DULCE PAJARO DE JUVENTUD" de TENNESSEE WILLIAMS , POETICA Y APASIONADA en el Centro Cultural 25 de Mayo
Por Sergio Sosa Battaglia
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • 03 de Febrero de 2018
  • Battaglia's:  

Dulce pájaro de juventud de Tennessee Wuilliams

TEATRO 25 DE MAYO

Avenida Triunvirato 4444 -CABA

 

JUEVES A DOMINGOS 20.30 HORAS

Elenco

Carlos Kaspar, Malena Figó, Pablo Mariuzzi, Sebastián Dartayete, Sergio Surraco, Maby Salerno, Gastón Ares, Beatriz Spelzini, Vico D`alessandro, Pablo Flore Maini

Dirección: Oscar Barney Finn

Traducción: Cristina Piña

Escenógrafo Daniel Feijoo, Diseñador de iluminación Claudio Del Bianco , Compositor musical Axel Kryeger , diseñadora de vestuario Mini Zuccheri 

Pianista: Pablo Viotti

 

Mientras los espectadores se instalan en la sala del  Centro Cultural 25 de Mayo, el escenario a telón abierto  nos en un marco atemporal, un borrón elegante, el atisbo de dicha que a veces se obtiene en ese estado medio relajado entre el sueño y el despertar, antes de que la realidad se cierre, una música tocada al piano nos brinda la entrada al mundo de Tennessee Williams. La realidad será contada por ese poeta altamente subversivo para la sociedad de los años 50 y que continua su relato vigente en la actualidad el cual desarrolla una historia del Domingo de Pascua con una ironía mortal sobre la decadencia, la maldita esperanza y el engaño de la juventud eterna.

Mientras tanto, el crédito se debe al cuarteto de reunido alrededor del Director Oscar Barney Finn - el escenógrafo Daniel Feijoo, el diseñador de iluminación Claudio Del Bianco , el compositor Axel Kryeger , y la diseñadora de vestuario Mini Zuccheri .

La historia sobre un perdedor llamado Chance Wayne que espera mantenerse joven y deslumbrante para siempre, y su homóloga más inteligente, una veterana actriz de Hollywood que se automedica seriamente para borrar el horror de ver su rostro caído en primer plano de la pantalla.  Pero claro, todo comienza  en cierto tipo de lugar gentil, sureño, para que Tennessee trabaje su desmoronado encanto, cuando las graciosas curvas se vuelvan círculos viciosos

Sergio Surraco , como el guapo Chance, verá desintegrarse sus delirios baratos, aunque no tan obvio al principio, mientras se pavonea en su ropa de calle y practica su estafa sexy. Pero darse cuenta de que la suerte de Chance se ha gastado llega bastante temprano, ya que los sets de Feijoo comienzan a deslizarse y el ritmo se acelera.

Beatriz Spelzini en una actuación brillante como la decadente estrella de cine Alexandra del Lago, comienza esta historia como un asesino apedreado y suicida dependiente de las atenciones de Chance. Es una maravilla ver como ella fortalece el grado de Alexandra por grado sardónico, en un fabuloso arco de inteligencia, un agarre listo para la suerte y una determinación brutal para sobrevivir; Spelzini Alexandra del Lago, como Maggie en  “ La gata sobre el tejado de zinc caliente”,  es más fuerte de lo que nadie le da crédito.

Los propios escritos de Williams están llenos de frustración por perder la pista del centro de "Dulce pájaro…", de quitarle la historia a estos dos protagonista decadentes  y apuntarla hacia la malevolencia, corrupción de Boss Finley, el padre del primer amor y obsesión continuada de Chance, Heavenly Finley. Sobre esta cuestión de dónde debería estar el énfasis, el director y el dramaturgo parecen estar de acuerdo. La  propuesta vista gira alrededor de Chance y Alexandra. Aunque Boss Finley está decidido a castrar a Chance por despojar a su hija de esa “juventud. La amenaza de retribución, que es real, se conoce mucho antes de que nos encontremos con el tirano que hizo ese voto.

Chance ha regresado a su ciudad natal para esconder a Alexandra en la habitación de un hotel mientras él hace “otra obra de teatro” para su novia de la infancia, es entonces cuando aprendemos, aunque Chance no oye, que Heavenly ha sufrido mucho más grotesca por su contacto con él que él sabe, y que habrá un infierno para pagar. Las consecuencias de las acciones de Chance podrían interpretarse como inevitables, derivadas de su carácter y elecciones, casi en el sentido griego. Lo mucho que necesitamos entender sobre Finley es cuestionable.

Escenas intermedias que Williams escribió en un momento u otro tratan sobre el control manipulador de Finley en la ciudad que controla y con la propia duplicidad e impotencia de este en las relaciones con su  esposa,su amante y su hija. El enfoque de Barney Finn en el clan Finley casi argumentaría por la marcación de varias obras dentro de una misma, claro ejemplo es la fuerte actuación de Carlos Kaspar como el padre furioso.

Las otras mujeres de la obra también ayudan a darle forma al enfoque general , Malena Figó , en una valiente actuación como celestial cuyo nombre es ahora triste ironía, se vuelve crítica para nosotros a fin de comprender cuán gastada se ha vuelto la promesa de Chance. Y el retrato de la señorita Lucy, la amante franca y decidida del jefe, con la costumbre de decir claramente las cosas claras, se convierte en parte de la larga acumulación de la obra hasta el extremo angustioso.

  En la construcción de Barney Finn, el espectador recrea el texto de Williams de forma directa, el texto da la cuota de ironía tan  exacerbada en dicho autor y que en su momento pudo impactar, un paso del tiempo  que no da tregua tanto en la idea como en la versión, una tregua al tiempo que llena de ironía planea la hipocresía social. Un Tennessee Williams que sigue vigente y que no da tregua .

Sergio Sosa Battaglia

 

 

© Desde La Platea. Todos Los Derechos Reservados
Últimas Críticas
Viajes y Videos