Críticas
OPERA: "LE COMTE ORY", Rossini con HUMOR Y EL BUEN DELEITE DE UN BUEN PROSECCO, EXCELENTE FIN DE TEMPORADA 2017 de JUVENTUS LYRICA
Por Sergio Sosa Battaglia
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • 11 de Noviembre de 2017
  • Battaglia's:  

El Conde Ory  es una ópera en dos actos, compuesta por Gioacchino Rossini , (Pesaro - Italia, 02/29/1792 -Passy- Francia 13/11/1888), con libreto en francés de Eugène Scribe, Charles-Gaspard Delestre- Poirson. Se estrenó en la Ópera de París el 20 de agosto de 1828, y estuvo en el repertorio durante veinte años consecutivos, declinando después cuando la existencia de una nueva escuela de canto hizo prácticamente imposible encontrar un tenor que asumiera el papel protagonista.

La ligereza, la gracia afrancesada, pero sobre todo la ambigüedad y la "amoralidad" de esta ópera no fueron apreciadas por el público italiano del siglo XIX. Todavía hoy, El Conde Ory, totalmente revalorizada por la crítica e integrada en el repertorio teatral, sigue sin ser una de las óperas más famosas de Rossini, a pesar de su elevada calidad musical, de gran "coloratura" y de su divertidísimo argumento.

La "coloratura" es la capacidad de la voz lírica de ejecutar sucesiones de notas rápidas. La coloratura es melismática, es decir, a la coloratura, la vocal de una sílaba se extiende a varias notas seguidas. En las óperas de Rossini, Donizetti y Bellini, la coloratura es llevada al extremo en amplitud, rapidez y agilidad. Este desarrollo fue tachado de superficial por compositores como Richard Wagner en Alemania. Sin embargo, la coloratura rossiniana es siempre una expresión de un estado de ánimo.

En esta producción, en la que tuvimos la gran suerte de poder asistir Juventus Lyrica  puso "toda la carne en el asador”... y para la ocasión contrató a tres pesos pesados ​​de la ópera actual, Sebastian Russo, Jaquelina Livieri y Victoria Gaeta.

SEBASTIAN RUSSO.... como protagonista (el conde Ory), demostró que sin lugar a dudas posee gran dominio del leggero realizando una exhibición   de su técnica vocal que evoluciona  día a dia así como de una gran interpretación como actor cómico, que nos dejó boquiabiertos. 

JAQUELINA LIVIERI  en el papel de la condesa Adèle, estuvo extraordinaria, con una potencia de voz increíble y con una precisión en los agudos que pocas veces se la ha escuchado... y es que no hay duda de que es una de las grandes sopranos de la actualidad.... 

VICTORIA GAETA Supo estar a la altura de los dos anteriores "monstruos" del bel canto, interpretando magistralmente el papel del paje Isolier (personaje travestido en esta ópera).

Quiero comentar también que el vestuario me pareció MAGNÍFICO, lleno de color, conjunción y buen gusto, con colores claros y con mucha "luz" que encaja muy bien con la comicidad de la ópera. No soy de la misma opinión si hablamos de la escenografía que la encontré POBRE, y  OSCURA a desmedro de la producción.

No desmerecer en absoluto los otros intérpretes secundarios, MARIA GOSO (Ragonde),  GABRIEL CARASSO (Raimbaud) y LUIS GAETA (el gobernador) , un personaje que ni bien puso un pie en el escenario  uno se aseguro que viviría Rossini,  un celebritie de la lírica nacional  que sigue demostrado clase y como estilo , La orquesta brillante , como un verdadero prosecco italiano, su director  HERNAN SCHVARTZMAN supo lidiar entre voces y partitura con este Rossini  que se basa en su anterior ópera italiana Il Viaggio a Reims . EL Mtro. HERNAN SANCHEZ ARTEAGA tuvo  una dirección de coros estupenda, en donde  la participación del mismo es constante y sobre exigente  sus partes.  Por todo ello, hizo que al acabar el espectáculo la cara de felicidad de todos los espectadores fuese muy visible y recomendaciones de aprobación generales al 100%. Un broche de cierre de Temporada de Juventus Lyrica que fue  a puro humor y brillo.

Sergio Sosa Battaglia

© Desde La Platea. Todos Los Derechos Reservados
Viajes y Videos