Críticas
OPERA (cobertura Internacional) : "LE NOZZE DI FIGARO " en una VERSIÓN ESCÉNICA BRILLANTE con VOCES CORRECTAS - MET (NYC)
Por Sergio Sosa Battaglia Función del 12 de diciembre ,217
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • 13 de Diciembre de 2017
  • Battaglia's:  
LE NOZZE DI FIGARO
Musica de  Wolfang Amadeus . A. Mozart - Libreto de Lorenzo Da Ponte
 
Harry BicketDirector
Sir Richard EyreDirector de escena
Rob Howell ,Diseñador de vestuario, Diseñador de vestuario
Luca PisaroniCount Almaviva
Rachel Willis-Sørensen ,condesa Almaviva
Adam Plachetka ,Figaro
Christiane Karg ,Susana
Serena MalfiCherubino
Maurizio MuraroDoctor Bartolo
Park Hyesang ,Barbarina
Katarina Leoson ,Marcellina
Coro Metropolitan Opera House
Orquesta Estable de la Metropolitan Opera House
Jonathon Loy ,Director repositor

Fotos gentileza de Chris Lee, Press Metropolitna Opera

 

  La reposición del Met de la producción de Sir Richard Eyre del 2014 de LE NOZZE DI FIGARO, actualizada a una mansión de mediados de siglo de un rico aristócrata en Sevilla, parecía fresca y divertida, que es la esencia de la obra maestra de Mozart, como una sátira social del sistema de clases y la política sexual. Esta reposición enfatiza las interacciones sexuales de los personajes, a veces violentas, pero nunca groseras, y nosotros, el público, no podemos dejar de ver el comportamiento del pícaro Conde Almaviva no tanto como una diversión inocua sino como un acoso sexual en su forma más clara, un ejemplo de una ópera escrita hace más de 200 años siendo verdaderamente universal y moderna en su corazón.

El elenco de cantantes, todos enérgicos como intranquilos, se vieron obligados a interpretar sus papeles bajo la dirección del director repositor Jonathon LoyCuando comenzó la obertura, el escenario abierto con varias estructuras circulares adornadas que representaban las habitaciones de la mansión comenzó a cobrar vida. Una doncella en topless, corriendo después de pasar la noche con el conde, ya no da impacto alguno. Los decorados y la puesta en escena dieron un marco adecuado a la sátira. El director Harry Bicket dirigió una actuación elegante, eficiente sin sacrificar las exuberantes melodías y armonías de la partitura de Mozart. Su ritmo fue el correcto, con suficiente variación para mantenernos ocupados, y su control dinámico fue excelente, permitiendo a los cantantes flotar sus líneas por encima de la música. El complejo conjunto que canta al final del Acto 2 se realizó con hábil equilibrio y control. Una particularidad del Mtro. Bicket de mantener la continuidad de la música, sin ofrecer al público muchas oportunidades no dio resultado positivo, el público igualmente aplaudía  en algunas arias que hacia lo ameritaba.

Luca Pisaroni como el Conde Almaviva y Rachel Willis-Sørensen como su condesa, mostraron finas interpretaciones de sus papeles, aunque dispares en sus rendimientos, tanto en la voz como en la actuación. Pisaroni, alto e imponente, a veces era desternillante y mandón, su voz de barítono suave, no forzada trazaba las melodías de Mozart con facilidad. La condesa de Willis-Sørensen fue menos sutil, su confusión emocional y dolor se la veía en su cara. Ella cantó sus dos arias difíciles como celebres con as que algún problema en la entonación tuvo un correcto legato, aunque las notas altas a veces sonaban delgadas como huecas. Su registro medio, por otro lado, no fue perfecto para la melancolía de la condesa. Serena Malfi, repitiendo su Cherubino, hizo buen uso de su voz brillante con el ardor, la ingenuidad y la astucia apropiados.

Christiane Karg, debutando en Met como Susanna, impresionó con su voz asertiva, poderosa, colorida y expresiva. Sus notas altas se abrieron con belleza en su aria al final de la ópera en donde mostros su amplia calidad de técnica. Otro momento para destacar fue el famoso "dúo de cartas" de la condesa y Susanna; las voces de las dos sopranos se complementaron entre sí mientras se entrelazaban a través de las breves pero memorables melodías. Karg interpretó a Susanna como una mujer luchadora e independiente con su propia mente e inteligencia. Adam Plachetka era su papel perfecto como Fígaro. Su voz sonora y su fuerte presencia en el escenario se ajustan al papel como un guante.

Los papeles más pequeños fueron bien elegidos y contribuyeron a la correcta version. El más notable fue Maurizio Muraro como el Dr. Bartolo, un perfecto caballero italiano tanto en voz como en presencia, actuando como uno de los pocos personajes maduros y tranquilos de la ópera, incluso a través del descubrimiento de su hijo perdido, Fígaro, y su matrimonio con un nombrada Marcellina. Otro destacado fue Hyesang Park como Barbarina, de voz fuerte y reluciente. Todos los personajes de la ópera se reúnen al final para cantar una celebración conmovedora para finalizar el día que comenzó en el caos, pero concluyó en el perdón. ¡Si solo la ilusión de paz y aceptación durara en la vida real!

Sergio Sosa Battaglia

© Desde La Platea. Todos Los Derechos Reservados
Viajes y Videos