Críticas
MUSICAL: "THE ROCKY HORROR SHOW", para disfrutar de un gran show musical que se reinventa dando excelencia al musical- Teatro Maipo
Por Diego Miguel
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • 19 de Mayo de 2017
  • Battaglia's:  

The Rocky Horror Show

Autor: Richard O`Brien

Teatro Maipo (Esmeralda 443)

Funciones: martes 21.15 hs

Elenco: Roberto Peloni (Frank N. Furter), Florencia Benitez (Magenta), Fede Coates (Riff RFF), Walter Bruno (Brad Majors), Sofía Rangone (Janet Weiss), Ignacio Perez Cortes (Rocky), Mica Pierani Mendez (Columbia), Maia Contreras (Dr. Scott/ Eddi).

Ensamble: Mercedes Vivanco, Luli Muiño, Lucas gentili, Mariano Condoluci, Julia Tozzi, Federico Fedele y Facundo Magrane.

Banda: Mariano Cantarini (Guitarra y dirección musical), Martin Lozano (Bajo), Jorge Giorno (Batería), Agustin Konsol (Teclado) y Tomas Horenstein (Piano)

Dirección General: Andie Say

Supervisión musical/ dirección vocal/ arreglos musicales: Lorenzo Guggenheim

Coreografías: Alejandro Lavallen

Adaptación libro y letras: Marcelo Kotliar

Dirección de Arte y diseño de vestuario: Javier Ponzio

Escenografía: Ana Díaz Taibo

Iluminación: Gonzalo Gonzalez

Producción: Andrés Coll Areco, Victoria Saud, Estanislao Otero Valdez y Nicolás Dal Farra.

 

  Desde el ingreso al hall del Teatro Maipo se comienza a vivir la alegría de todos los espectadores y la locura energética de los seguidores de The Rocky Horror Show. Se ve por toda la sala público personificado, grandes bocas y un programa de mano, que invita al público a participar constantemente a través de una guía interactiva de la obra

 “Brad y Janet se reinventan” como así también lo hacen Andie Say y su equipo en esta temporada 2017. Es notable el crecimiento del espectáculo desde todo punto de vista, sobre todo comparándolo con la puesta del pasado año, que por cierto ya nos había mostrado un buen nivel.

Con mala suerte, la pareja de enamorados de Brad (Walter Bruno) y Janet (Sofía Rangone), tras la pinchadura de un neumático en ruta a plena tormenta, deben buscar ayuda de manera forzada en el castillo del Dr. Frank Furter (Roberto Peloni)

Este científico travestido resulta tener una inteligencia perversa y un libido exacerbado que desata junto a sus sirvientes una loca e interesante trama de desventuras, la cual concluirá en el nacimiento de su “creatura” : Rocky.

Los eventos, que vivirán la pareja de jovenes los llevarán a replantearse sus sentimientos como la pareja.

El trabajo del director Andie Say, es notable, logrando un show impecable a nivel artístico, como a nivel comunicación y marketing. Se nota el trabajo en equipo para llevar a buen puerto este gran musical icónico. El trabajo de iluminación a cargo de Gonzalez Gonzales, remarca la impronta kitsh desde el inicio, las marcaciones coreográficas estuvieron a tiempo permanentemente con la pauta escénica que marcó Stay. La apoyatura musical, obviamente lo brinda la banda en vivo, que da el refuerzo necesario a la acción del musical.

Pero faltan a esta crónica, la ubicación de los protagonistas en sus destaques. Fede Coates como Riff Raff perfecto logra captar la atención del público en todo el transcurso de la obra, incluso en los momentos en que no era el personaje central de la escena. Se nota en este artista un muy buen nivel interpretativo integral, poseyendo una hermosa voz técnicamente resuelta y con un timbre adecuado para el género, sumado a una soltura coreográfica notable.

La Magenta de Florencia Benítez, acompaña correctamente el desarrollo de la historia con una voz destacable en técnica y en color, aunque se espera más de fuerza escénica en la composición del personaje.

Mica Pierani Mendez, compone una Columbia simpática en medio de tanta locura transmitiendo frescura a los momentos en los que pisa el escenario.

Los dos personajes de Maia Contreras están bien marcados, como bien cantados. Eddie aprovecha muy bien el espacio y contagia buena energía (le da bailar a la audiencia con su interpretación), y el Dr. Scott está muy bien logrado.

Rocky interpretado por Ignacio Pérez Cortes, logra darle a la criatura masculina y musculosa del Dr. Furter un alto grado de la ingenuidad propia de un niño.

La pareja de enamorados (Sofía Rangone y Walter Bruno) se lucen con su canto parejo y muy destacado de principio a fin. Sus interpretaciones son en evolución como cambiantes. Ambos se mueven en el escenario con fluidez y soltura. Es un placer verlos

Roberto Peloni logra un Frank Furter totalmente antológico, este es el término que lo define abosolutamente.

En todas las funciones se incluye en el musical la participación de criminólogos/ narradores que aportan su talento a esta fiesta. En la función del martes 2/5 fueron Ángela Torres y Franco Masini, los cuales claramente no estuvieron a la altura del show, apreciación que se manifestó en los apagados aplausos del público.

En resumen, El todo hace de este musical un espectáculo digno de ser visto como de ser disfrutado. Por supuesto, volveré a verlo y los invito a que lo hagan.

Diego Miguel

 

© Desde La Platea. Todos Los Derechos Reservados
Últimas Críticas
Viajes y Videos